jueves, 8 de enero de 2015

Averías en la realidad ,fallos , déjà vu...

El misterio del Déjà Vu: la explicación alternativa y poco conocida de la ciencia










El Déjà Vu es uno de los fenómenos que más interés despiertan en 

el ser humano, puesto que es un acontecimiento bastante extraño y 

que ocurre a todo el mundo en algún momento de su vida.

Etimológicamente Déjá Vu no es más que el término "ya visto" en 

francés. Sin embargo, estas dos palabras no pueden ser más 

idóneas 

para mostrar su significado ya que, a grandes rasgos, nos estamos 

refiriendo a aquellos momentos en los que al presenciar algo 

tenemos la sensación de haberlo vivido previamente.

Muchos expertos señalan diferentes variedades dentro del Déjà 

vu dependiendo del tipo de vivencia. Estos son los Déjà Senti (ya 

sentido), Déjà Vecu (ya vivido) y Déjà Visité (ya visitado). 

Aunque las similitudes entre ellos son más que notables.

 La explicación más compartida dentro de la comunidad científica, 

para explicar estos sucesos, está relacionada con el proceso de 

almacenamiento de la memoria. Más concretamente se afirma que 

ocurre un pequeño lapsus o retraso a la hora de percibir el 

estímulo externo y por ello da la sensación de que ante nuestros 

ojos está apareciendo algo que ya hemos vivido.

Pero el Déjà Vu, por su extraña naturaleza, es un tema que no 

escapa a las garras de lo paranormalMuchas extrañas 

teorías circulan por la red, como que es un síntoma de sufrir 

premoniciones, que se debe a una visita a un universo paralelo o 

que lo causan abducciones marcianas.




Si bien es verdad que estas teorías, como mínimo, tienen un dudoso 

planteamiento, su popularidad es bastante elevada, sobre todo 

entre los amigos del misterio, lo arcano y esotérico. Lejos de este 

tipo de gente se sitúan los investigadores Anne ClearyAnthony 

Ryals Jason Nomi. Estos autores han realizado un informe para 

el Psychonomic Bulletin & Review en el cual dan una respuesta 

alternativa para algunos casos de Déjà Vu.

En el experimento, del cual se hace eco Psychology 

Today, escogieron a varias personas a las cuales enseñaron una 

serie de imágenes. Tras haber sido bien visionadas les enseñaron 

otras escenas totalmente diferentes, pero algunas de ellas 

mantenían una distribución muy similar a las mostradas 

previamente. Por ejemplo, en la primera parte se había visto un 

callejón entre una valla y un edificio y, más tarde, un callejón entre 

una estación de trenes y un tren.

La explicación a este extraño experimento

La respuesta de los participantes en esta prueba fue sorprendente 

aunque, a posteriori, fácilmente imaginable. En aquellas estampas 

con una estructura equivalente, la sensación generalizada fue la 

de haber estado o visto previamente estos lugares.

La explicación que dan a este fenómeno también reside en la 

memoria, pero en un aspecto diferente de ella. El ser humano tiene 

una gran facilidad para poder recordar los objetos, pero nuestro 

"coco" no es especialmente hábil para acordarse de 

la configuración. Esto provoca que ante un escenario con una 

configuración similar a otro que ya es conocido se pueda tener esa 

sensación de haber estado con anterioridad, debido a que tenemos 

nociones de la configuración pero no hemos 

almacenado completamente esa información.

Esta percepción de “oír campanas y no saber donde” puede causar 

una sensación de Déjà Vu, pues esta no es más que una reacción 

del sistema ante una situación que le resulte familiar.

Pero no todo son malas noticias, porque más allá de esta incómoda 

y poco concurrente situación, también nos puede aportar aspectos 

positivos. Por ejemplo, cuando vamos a un restaurante y este tiene 

una disposición similar a otro en el que hemos estado previamente, 

conseguiremos sentirnos más cómodos y tener una mayor 

facilidad para encontrar lugares que puedan ser de nuestro 

interés, como nuestros servicios. Este caso es exportable también a 

tiendas, centros comerciales o grandes cadenas de comida rápida.

Vídeos que debes ver <-- Clica.